Riga, desde la torre de la iglesia de San Pedro

Deja un comentario